• Buscador
  • Moodle
  • Campus Virtual
  • Intranet
  • Webmail
  • UFRO
Dr. Fernando Lanas integró Consejo Consultivo del AUGE

dr fernando lanas-640

El Dr. Fernando Lanas formó parte de este Consejo desde el 2008 al 2014 y en esta entrevista narró sus experiencias en esta trascendente labor donde se asesora al Ministerio de Salud para la toma de decisiones que impactan en las políticas públicas. Tras culminar su periodo, la Facultad de Medicina y el CIGES seguirán representadas en este panel para el periodo 2015 – 2018, por el Dr. Wilfried Diener.

Cabe consignar que desde comienzos de la década del 2000, la Facultad de Medicina de la Universidad de La Frontera y su Centro de Excelencia CIGES han tenido un representante en este Consejo, ya que antes del trabajo de los doctores Lanas y Diener, formó parte de este panel de expertos, el Dr. Benjamín Stockins. Las facultades de Medicina que han mantenido personeros en el Consejo son de la PUC, Universidad de Chile y UFRO. "Creo que el perfil de entrenamiento en Epidemiología Clínica es muy útil para el rol de asesoría en esta área y nuestro programa de postgrado es conocido el país y ha sido un factor a la hora de elegir", agregó el Dr. Lanas.

1. ¿Dr. Lanas, quiénes componen este Consejo Consultivo?

Tiene una composición mixta con personas elegidas por el Presidente o el Ministro y algunas personas electas por las facultades de Medicina que forman parte del Consejo de Rectores. Un grupo mayoritario es de las escuelas de Medicina pero también hay representantes de las escuelas de Química y Farmacia, y de las escuelas de Economía. Es un grupo bastante heterogéneo con muchos médicos pero al que se suman abogados, farmacéuticos, economistas y personas que han hecho investigación lo que genera una discusión muy enriquecedora.

2. ¿Por qué deja el cargo?

Porque así lo dispone la Ley. Son cargos de elección y fui propuesto en su minuto por el Decano de la Facultad, Dr. Hebel y después de fui reelecto para un cargo que es ad honorem y con un límite de dos periodos. Me informaron que acaban de modificar este plazo y podría ser más largo pero creo que dos periodos son suficientes.

3. ¿Qué significó para usted formar parte de este consejo consultor?

Es un honor ser electo por sus pares porque votan los decanos de las facultades de Medicina del Consejo de Rectores y que me haya propuesto el Decano de mi Facultad fue muy honroso para mí. Por otro lado, es la oportunidad de servir con mi consejo en el área de las políticas públicas ya que las leyes del AUGE impactan en la vida de mucha gente. En el quehacer clínico y universitario se tiene contacto individual con los pacientes, lo mismo ocurre en el Programa de Salud Cardiovascular donde se tiene algún impacto a través de los equipos de salud o de los consultorios de la región, y lo mismo en las actividades de extensión de la Universidad o de la Sociedad de Cardiología donde se ayuda a la formación de profesionales de salud y esto beneficia a la población, pero formar parte de este Consejo es más concreto. Son leyes que garantizan el acceso a métodos diagnósticos, tratamientos y medidas de rehabilitación.

4. ¿Específicamente qué hace este organismo asesor Ministerial de la Ley AUGE?

Es un Comité que actúa en función de los requerimientos que le presenta el Ministerio con labores concretas en base a lo que dice la Ley. Por ejemplo, este Comité debe pronunciarse respecto al proyecto de Ley que va modificando las garantías explícitas en salud. El Ministerio hace los estudios, los presenta y hay un periodo de discusión donde el Comité conoce los informes sobre impactos de enfermedades y guías clínicas que se han elaborado en Chile o recomendaciones internacionales para ver en qué medida estas recomendaciones técnicas están respaldadas por la capacidad instalada en los servicios de salud. De existir la garantía es un fenómeno transversal de de Arica a Punta Arenas en todos los establecimientos o donde existan redes pero debe existir la capacidad de hacerlo.

Ejemplo concreto: cuando se planteó el tema de la úlcera péptica, la pregunta fue: cuál es la posibilidad del Estado de garantizar una endoscopía a cualquier persona que le duela el estómago. Son miles y no existen miles de endoscopios que permitan cumplir esa garantía. En un estado de salud ideal sería estupendo si a uno le duele el estómago poder ir al Hospital y hacer una gastroscopía de inmediato. Por ende, lo que hace este Comité es conocer la situación de salud del país y los problemas prioritarios de salud, estrategias posibles y cuando llega el estudio de costo para cada atención de salud y la propuesta del Ministerio, poder hacer recomendaciones ya que somos un Consejo Asesor. El Ministro no está obligado a acoger esas recomendaciones.

Lo otro que la Ley garantiza o faculta a este Comité es a solicitar estudios. En los seis años que estuve, solicitamos estudios de impacto de las diferentes leyes que se habían aprobado para cada condición de salud del AUGE. Hay pocos estudios y los que hay han sido iniciativas de las universidades más que del Ministerio. En este último periodo vimos un pequeño presupuesto para evaluar lo que se hace porque la inversión es enorme. Uno es garante de la fe pública, esa es nuestra labor y quisiera tener la seguridad de que las platas del Estado están siendo bien gastadas. Yo admiro mucho al Ministerio de Salud de Chile ya que es un ejemplo en las Américas y lo defiendo porque es un organismo muy técnico y que tiene gente muy capaz pero tiene poca tendencia a evaluar científica y duramente lo que hace. Le faltan organismos técnicos de evaluación.

5. ¿Y recursos también?

Lo que pasa es que evaluar una de estas medidas cuesta un centésimo de lo que cuesta implementarlo. Imaginemos lo que cuesta el programa de Prótesis de Caderas y una evaluación de dicho programa, pero no existe la cultura en el país de evaluar lo que se está haciendo.

6. ¿En el periodo que usted estuvo, qué patología se sumó al AUGE?

Junto a lo nuevo se reevalúa lo antiguo, por ejemplo infarto, hipertensión, diabetes, que estaban casi del comienzo. Fueron incluidos en esta última etapa el Programa de Atención Dental de la Mujer Embarazada, lo que garantiza atención y rehabilitación, y donde se hizo un estudio muy acucioso de horas, boxes e insumos. Parkinson, Epilepsia y varios cánceres, fueron otros temas que se incluyeron, entre otras patologías, aunque me costaría decir que se incluyó ahora y que se reevaluó, porque se analiza mucho y se lee mucho en cada reunión mensual del Consejo.

7. ¿Se supone que un próximo periodo debieran ingresar más patologías?

Creo que el Ministerio ha recapacitado y se ha dado cuenta que es un buque muy grande garantizar algo y asumir un costo muy alto. Si no se cumple la garantía en el periodo explícito, los usuarios tienen el derecho a exigir que se haga y eso significa hacerlo en el sistema privado. Para el Ministerio ha tenido un costo muy alto el pago de intervenciones clínicas o convenios de gestión en los mismos hospitales. Ha sido bueno para la población pero con un costo muy alto. La otra preocupación es qué pasa con lo que no es AUGE. Si yo tengo una capacidad limitada de entregar atención y hay patologías garantizadas, se atiende primero a las urgencias, después a las garantías AUGE, en tercer término a los programas especiales que no son AUGE pero que le significan a la institución recursos importantes como el Programa de Cirugía Cardiaca que es muy bien pagado al Hospital. Entonces aquella persona que tiene una enfermedad que no está en esas condiciones va quedando de lado, un ejemplo es el cáncer de Tiroides que no es un cáncer tan peligroso pero la lista de espera de cirugía tiroidea es gigantesca.

Creo que no habrá muchas nuevas patologías en la Ley y es probable que se extiendan las garantías para patologías existentes como Cirugía de Caderas o Depresión. Se irá perfeccionando lo que hay y agregando nuevas intervenciones pero no creo que se agreguen muchas patologías. También hay un tema filosófico. Mi idea es que el AUGE debiera cumplir los grandes problemas de salud del país y para las patologías raras contar con fondos especiales porque mantener una condición en el AUGE obliga al Ministerio a revisar guías clínicas. Si son 80 enfermedades ya son bastantes, si fueran más se necesitan equipos técnicos muy grandes. Pero seamos sinceros, éste no es el país donde podamos hacerlo salvo que comamos otros recursos.

 

Archivo de Noticias